sábado, 15 de septiembre de 2007

Entrevista a Roger Stern Parte 3

ROGER STERN

LOS EXITOS Y DILEMAS DE UN ESCRITOR

(Parte 3)

Por: George Khoury

Vuelve a la Parte 1, parte 2

GK: ¿Fue complicado escribir los Vengadores durante cinco años?

RS: Lo más complicado era andar con cuidado con las inestables fechas de entrega y tener controlado a los personajes. Había adelantado tanto trabajo con los Vengadores como con Spiderman, pero entonces la debacle de Los costa oeste”me hizo perder varios meses.

GK: ¿Qué era más difícil trabajar con tantos personajes o conseguir un villano que fuese un reto para ellos?

RS: Ninguna de las dos lo era, ya había trabajado con elencos amplios en todos mis encargos anteriores. La diferencia con Los Vengadores es que todo los personajes eran superhéroes. Lo de los villanos podría ser más difícil, Ya que los vengadores solo podían considerar como exclusivos a Kang y Ultron. Pero siempre podía reunir pequeños ejércitos para complicarles las cosas.

El truco estaba en pensar cuales de ellos podía usar. Hay tres – Capi, Iron man y Thor, que tienen sus propias series y que pueden estar no disponibles por largos periodos. Los otros podían llevártelos durante meses a una miniserie. Tener la mezcla precisa de personajes era el mayor desafío, pero después de un tiempo conseguí una buena alineación de héroes.

GK: La mayor parte del tiempo trabajaste en Los Vengadores con Milgrom y John Buscema; ¿Cómo era trabajar con ellos?.

RS: Divertido y Frustrante en ambos casos. Al era un hombre con las ideas claras, pero a menudo estaba dibujando otra serie, o sacándose un sobresueldo como editor. Por culpa de la falta de tiempo nunca pudimos colaborar tanto como me hubiera gustado. Cuando John Buscema llegó a los vengadores, dibujo por completo el primer número y lo hizo realmente bien. El único problema de trabajar con John es que en el fondo no le gustaba dibujar superhéroes. Por mucho que lo intentaba nunca conseguí que pusiera tanto interés en Los Vengadores como en Conan.

GK: también escribiste la miniserie original de Los vengadores costa oeste; ¿Fue esto un lanzamiento?

RS: No, la idea de los costa oeste vino un fin de semana en una convención en Roma, Georgia, a la que asistí con Mark Gruenwald. Gruenie quería que hiciera un miniserie y yo estaba buscando escribir sobre Vengadores inactivos. Había como dos docenas de Vengadores o antiguos miembros en aquel momento, y había intentado limitar el número de personajes activos por número, para evitar escribir escenas de multitudes. Tenía planes para la mayoría de personajes que no tenían serie propia, pero cada vez que lo intentaba otro escritor tristemente escogía a uno o varios de ellos para una miniserie. A menudo esto lo hacía incluso para editores que no eran el de Los Vengadores

Los Vengadores costa oeste fue mi solución a esa situación. El plan original era establecer una segunda rama del equipo en California. Y una vez que terminara la miniserie, tendría a los miembros de los dos equipos para mis historias. Podría reunir equipos escogidos de Vengadores de los dos equipos para enfrentarse a cualquier loca amenaza que pudiera inventar. Nunca estuvo pensado para tener una serie mensual propia. Pero la miniserie vendió muy bien, y lo siguiente que supe es que…

GK: ¿Por qué no seguiste escribiéndolos cuando consiguieron su serie propia?

RS: Nunca me dieron la opción. Steve Englehart había sido atraído nuevamente a Marvel, y había por supuesto interés en que escribiese una serie que recogiese el espíritu de lo que había hecho con Los Vengadores en los 70. Así que la primera vez que oí algo sobre darle una serie a Los vengadores costa oeste ya había un trato cerrado. Así que de controlar a todos esos personajes pase a perder el control de la mitad de ellos, tuve que romper mis planes de historias para el año siguiente. Me costó meses volver a coger el ritmo.

Recuerdo que cuando John (Byrne) mas adelante acabó escribiendo las dos series, me dijo que el intentaba mezclar y unir a Los Vengadores en función de lo que necesitara. No podía creerlo. Le dije: “Eso era lo que yo quería hacer pero no me dejaron”.

GK: ¿Qué hacía que tu Doctor Extraño funcionara?, ¿Investigaste el mundo paranormal para inspirarte?.

RS: Un poco, pero no mucho, conocí algunas personajes en la ciudad que estaban metidas en el “mundillo paranormal” como se le conocía. Buena gente la mayoría de ellos pero no podía escribir la serie basándome solo en ellos. Estudiar brujería es como religión o mitología, hay cosas muy interesantes, pero suele ser contradictorio.

No, Stan y Steve habían escrito su propia versión de la brujería y en mi opinión era mucho más interesante que nada de los que puedas leer en el necronomicon, y más convincente también. Yo hice lo que pude para seguir su ejemplo.

GK: ¿Extraño parecía congeniar muy bien con las situaciones cómicas que metiste en la serie. ¿Es eso correcto?.

RS: Oh, siempre hay espacio para el humor, el truco esta en estar seguro de usar la cantidad y el tipo adecuado para el personaje. No use chistes del tipo de Spiderman, por ejemplo, con el Doc. O no hagas que el Capi suelte una puya de la Avispa.

GK: Relajaste el rol místico del personaje y le diste una relación amorosa cotidiana con Morgana Blessing. Incluso hiciste que se relacionara más con la gente normal que con Magos.

En parte era mi intento de acercarme a los orígenes, Las primeras historias del Doc siempre lo relacionaban con gente normal que se encontraba con las fuerzas del más allá. Había una desafortunada tendencia de los guionistas de que lo extraño primase en el Doc. Pero si toda la serie es mágica y todos los personajes son místicos entonces las cosas extrañas ya nunca sorprenden.

Morgana Blessing era el tipo de mujer con el que el Doc hubiera tenido una relación en su vida anterior como gran cirujano. Era el amor terrenal en contraste con la etérea y extradimensional Clea. A todos los viejos lectores les gustaba Clea por supuesto, pero la relación entre ella y el doctor no era exactamente una relación sana. Si Clea hubiera sido solo la amante del Doctor eso estaría bien, pero también era su estudiante, su discípula. Era un caso de “te quiero Clea”, “y yo a ti maestro” Y no de una manera dulce, inocente, tipo Mi bella genio, no era una relación sana… de ninguna manera.

Frank Miller y yo tuvimos varias conversaciones largas sobre el tema durante los aproximadamente cinco minutos en que el casi se convierte en el dibujante regular del Doc. Pensé mucho sobre ello y eso me llevó al arco argumental que Marshall Rogers terminó dibujando, el que empieza introduciendo a Morgana y termina con Clea dejando la tierra.

GK: ¿Por qué crees que a otros guionistas les cuesta tanto escribir sobre el Doctor Extraño? Le han cancelado su serie más veces que al Hombre Cosa y sin embargo sigue pareciendo un personaje genial.

RS: Es un personaje genial, no entiendo por que otros guionistas tienen problemas, Yo disfruté mi etapa en el Doc, incluso a pesar del cambio de dibujantes. Es una serie que e veo escribiendo otra vez, si tuviera el artista y editor adecuados.

GK: Siguiendo con el Doctor Extraño trabajaste con algunos dibujantes fantásticos: Paul Smith, Michael Goleen, Dan Green, Marshall Rogers, Terry Austin, etc… y conseguiste números excepcionales; ¿Hay alguno que sea destacado para ti?.

RS: La historia post-Clea de Michael es sin dudas mi favorita. Simplemente surgió. Ojala pudiéramos haber hecho más, pero él no podía con las fechas de entrega.

Al arco argumental con Marshall le costo uno o dos números despegar, pero creo que al final quedó muy bien. Estaba diseñada para ser recuperada en tomo, por cierto, pero nunca se edito así, al menos no en Norte América. Marvel podía haber hecho un tomo muy bonito con esa saga. De hecho podrían completarlo con la historia de cinco páginas que hice con Michael Y Craig Rusell [Doc #46] como prólogo y el episodio #55 como epílogo.

La historia de "Destruir a todos los vampiros" [números #58-62] Es otra de mis favoritas. Ojala Dan Green hubiera podido dibujar las historia entera, pero en aquel momento estaba muy demandado como entintador de La Patrulla X y el pobre Doc no podía competir con esos Royalties. Aun así Steve Leialoha hizo su aparición y termino los dibujos muy bien.

Y luego, están esos números con Smithy, Caray, si que fue divertido escribirlos. Recuerdo cuando escribí el argumento para El elegido [Doc #66], le pedí que dibujara un misterioso arquero asiático. Esto fue cuando los Ninjas estaban de moda, y le pregunte si podía dibujar al arquero con ropas occidentales, “No como un Ninja” Y Paul dijo, “Muchas gracias”, Estábamos los dos hasta las narices de los Ninjas.

También me vienen a la mente algunas historias auto conclusivas – La primera de Kevin Nowland y otra historia con Leialoha y una con Bret Blevins. Genial. Cada dibujantes aportaba algo diferente, pero a mi me gustaban todos, de verdad.

GK: De todos tus trabajos, el más importante para mi es Triunfo y Tragedia con el Doctor Extraño y el Doctor Muerte ¿Cual era tu interés en escribir esa historia? (Pienso que dejaste caer una pista en Doctor Extraño #57 con una aparición de muerte, durante cuanto tiempo estuviste preparando esta historia y cuanto tardaste en completarla.

RS: Creo que tarde como 7 años en preparar esta historia. Tras el éxito de La muerte del Capitán Marvel, Marvel pedía más ideas para más historias en ese formato. Yo propuse cinco posibles argumentos, y el que se convertiría en Triunfo y Tragedia era la que a Jim [Shooter] le gustaba más. Una vez aprobada el único problema era encontrar el tiempo para escribirla y encontrar el dibujante adecuado para el trabajo. Como he dicho, Las fechas de Entrega en Marvel cambiaban rápidamente, más de lo que uno pudiera prever. Cada vez que pensaba que podía empezar con la novela gráfica, la entrega de una de mis series regulares se movía. Era una cosa de locos.

También buscaba el momento y lugar para que la historia casara en la continuidad del universo Marvel. John [Byrne] estaba escribiendo una historia larga con el Doctor Muerte, así que deje la trama a un lado durante muchos meses mientras trabajaba con el. No fue hasta que fui despedido de los vengadores que dije, a la porra. Voy a terminar este argumento para este bobo y darle a Marvel la Mejor historia del Doctor Extraño que jamás se haya visto. Una vez terminé le pedía Ralph Macchio que fuera el editor. Y creo que fue el quien metió a Mike Mignola en el comic. Y Mike sugirió a Mark Badger para la tinta y el color.

Pero desde que vendí la idea hasta producir la historia, habrían pasado unos siete años. Gracias por acordarte de la aparición de Muerte en el número #57, si estaba pensada para ser la presentación de la Novela Gráfica.

GK: Es una historia tan redonda, ¿Cuál fue la inspiración para hacerla?

RS: Además de, por supuesto, las historias originales de Lee y Kirby, Me inspiró mucho una historia corta de Muerte que Gerry Conway y Gene Colan hicieron para “Astonishing Tales” a principios de los 70. La base de la historia es que cada solsticio de verano, Muerte reta al señor del inframundo por el alma de su madre… Y lleva haciendo esto durante décadas. Recuerdo leerla cuando salió y pensar, “Que historia corta más buena”, también recuerdo pensar que una historia en la que Muerte lleva la pelea al propio infierno sería una gran secuela. Lo que nunca esperé es que sería yo quien iba a escribirla.

GK: ¿Tienes algún buen recuerdo de hacer este comic? Todos los problemas que encuentra Muerte para reclamar el alma de su Madre, de alguna manera esta historia hace que muera todo que quedaba de bondad en él.

RS: Hay una evolución en Muerte; esa es la idea de la historia. Siempre he pensado que las Novelas Gráficas deben tener un impacto importante en la vida del personaje. Que debería ser algo más que un comic grande y bonito (Aunque no hay nada de malo en eso). La historia era importante para Muerte y para Extraño, lo que ocurre hace que Stephen se replantee su opinión sobre Muerte.

Me lo pase muy bien escribiéndola. Fue mi primer trabajo publicado en tomo. Y tuve que trabajar con Mike Mignola, dios es muy bueno. También cuanta unas historias de morirse. Si alguna vez tienes oportunidad, dile a Mike que te cuente la anécdota sobre su tropa de Boy Scouts en el más puro estilo Señor de las Moscas.

GK: Muy bien, ¿Cómo terminaste trabajando para DC?, ¿Estabas desilusionado con Marvel, tras un tiempo?

RS: Empecé a trabajar en Dc por que fui despedido de Los Vengadores y ningún editor de Marvel respondía mis llamadas.

Bueno, ahora que lo pienso si que tuve una llamada. Jim Salicrup se había convertido en el editor de las series de “Spideman” y me llamó ofreciéndome trabajar en Spectacular Spiderman. Pero aquello fue justo después de que Spiderman- Bueno Peter Parker- se casará con Mary Jane Watson, lo cual yo pensaba que era un grave error para los dos personajes. Así que se lo agradecí a Jim y le pedí que me hiciera una llamada cuando se acabara el matrimonio.

Pero no estaba desilusionado con Marvel, estaba decepcionado con el lugar. Había trabajado ahí constantemente durante doce años, escribiendo historias que creo que eran muy buenas. A los lectores parecían gustarle, y nunca tuve queja de mis editores. Pero de repente un día, todo se terminó.

No estuve de acuerdo con una sugerencia del editor sobre la alineación de los Vengadores. Mí editor quería un cambio que yo pensaba que sería desastroso, y le mande un memorando con mi opinión. No hubiera tenido problema en discutir el asunto en profundidad, pero no tuve ocasión. Recibí un mensaje diciendo que estaba despedido.

Y entonces descubrí que mi contrato exclusivo con Marvel era papel mojado. Por un artículo escrito en la letra pequeña, Tenía la obligación de entregar tantas páginas de material a Marvel cada cierto periodo de tiempo, pero como Marvel no me encargaba ningún trabajo, una trampa legal. Afortunadamente, el contrato también tenía una cláusula de escape, así que la usé y llame a Mike Carlin, que también había empezado a trabajar para DC.

GK: ¿Tuviste que ajustar algo tu estilo cuando empezaste a escribir para DC?

RS: No demasiado. Había personajes diferentes, pero yo crecí con la mayoría de ellos, Y había trabajado con Mike antes en Marvel. Así que seguimos donde los habíamos dejado – Excepto en que ahora trabajábamos en Superman, en lugar de en Los cuatro Fantásticos

Una de las primeras cosas que escribí para Mike fue un anual de Superman. Todavía recuerdo como escribí el argumento. Empecé tecleando “Visión de Clark Kent en la sala general del Daily Bugle” – Estoy seguro de que mi dedo estaba en la tecla B, me detuve y mire a la pantalla por un instante y luego escribí Planet. Me recorrió un escalofrío. Había escrito antes una secuencia anterior con Superman. Pero no fue hasta que tuve a Clark en la oficina del Daily Planet hasta que me di cuenta. Estaba escribiendo un comic de Superman. Wow.

¿El mayor cambio? Bueno en DC se hacían muchas propuestas de aquella. Pero me gustaba hacerlo. Solía decir de bromas que el momento de las propuestas era la mayor diferencia entre trabajar en Dc y Marvel.

En Marvel un editor te preguntaba “Cómo te gustaría escribir al Capitán Tortilla?. Y tu respondías “de esta manera…”, él o ella te decía “Bien, el argumento había que haberlo entregado hace 2 semanas. ¿Donde está? .

Mientras que en DC un editor preguntaba, “Como te gustaría escribir al Capitán Tortilla? Y cuando decías “de esta manera…”, el o ella respondían, “Bien, escribe una propuesta”. Lo hacías, luego revisaban la propuesta… Luego quizás teníais una o dos reuniones… escribías un adenda a la propuesta añadiendo las sugerencias del editor… y finalmente te la aprobaban. Y en ese momento te decían “Bien, el argumento había que haberlo entregado hace 2 semanas. ¿Donde está? .

Por supuesto desde aquella, en Marvel han empezado a pedir propuestas también.

GK: ¿Puedes darnos una idea desde dentro de cómo era trabajar en las series de Superman con el fuerte control editorial que parecían tener?, ¿Había oportunidad para escribir y ser creativo en esa estructura mientras tantos escritores estaban intentando contar una historia?

RS: Oh claro, claro. No hubiera podido estar tanto tiempo en la serie si no se pudiera escribir libremente. Ahora bien, ayudaba mucho el que empezamos con dos series, y poco a poco nos expandimos a tres y después cuatro… a final incluso a cuatro y cuarto con una serie cuatrimensual. Pero no era más complicado que escribir para Marvel. Solía decir que Mike Carlin estaba editando el mejor comic Marvel, solo que el protagonista era Superman y tenia el sello de DC en una esquina de la portada.

Una de las cosas que hacían que las series de Superman funcionasen de forma tan coordinada, eran las Super-reuniones anuales. Mike nos reunía a todos en una habitación, generalmente una habitación sin ventanas. Y nos poníamos a proponer ideas unos a otros durante unos días. Mike cubría una pared con papel y mientras las historias surgían el literalmente hacia un esquema con las historias del año siguiente. Después recibíamos copias de ese esquema y copias de los argumentos preliminares de los demás. Funcionó muy bien durante bastantes años.

GK: ¿Fue un éxito creativo trabajar en La muerte de Superman y todas las tramas que la siguieron con toda esa atención de los medios y el aumento de ventas?

RS: Bueno, pues claro. Una vez que la trama de la muerte empezó a atraer a atención de la prensa, Dc empezó a promocionar nuestros comics. Y entonces empezaron a reeditar algunos de los arcos arguméntales en los que habíamos trabajado tanto.

Sabes, aún me encuentro con gente que piensa que “La muerte de Superman” era parte de un plan de marketing, pero ese no es el caso. Todo el asunto fue un desarrollo argumental, y la historia se nos ocurrió en una de las Super-reuniones por que los dueños no nos dejaban casar a Clark y Lois… Solo entonces.

Nos juntamos en la reunión, para argumentar la boda para [Superman #75]. Lo que no sabíamos entonces es que otra rama de la Warner Brothers había dado luz verde para producir la serie de Lois y Clark. A ellos no les importaba que casáramos a Lois y Clark, pero siempre que ellos pudieran hacerlo en televisión antes que nosotros los casásemos en los comics.

Así que decidimos matar a Superman. Realmente todo empezó con un chiste – De Jerry Orway, creo – Diciendo que: “siempre podemos matarlo”. Todo vino de ahí. Pero, caray. Me podría pasar cincuenta páginas contando como desarrollamos la historia, pero ya a han sido escritas docenas de veces en varios artículos.

Trampa publicitaria, Si bueno. Habíamos intentado que los de publicidad de Dc promocionaran a Superman durante años. Habían publicitado a Batman hasta la saciedad, ¿pero y Superman?. Parecía que no sabían de la existencia del personaje. Dios bendiga a Martha Tomases. Ella empezó a trabajar en Dc de aquella y no sabia que era tradición no promocionar al personaje más famoso de la editorial. Ella habló con los medios y – ¡¡BOOM!!

Pero por supuesto, si algo importante hubiera pasado- Si George Bush (Padre) se encerrara en la casa Blanca y dijera, “No me importa si Clinton gana, ¡no pienso salir de aquí!”. La noticia de Superman habría terminado escondida en la página 64 y nadie se habría dado cuenta. Pero la noticia debió de salir en una semana en que no pasaba gran cosa. Y todo el mundo la vio.

De hecho hay un pequeño desastre divertido sobre La muerte de Superman La semana en que la prensa sacó la historia, había un anuncio de una página en la revista People – de pilas energizer, creo que era una escena en acción de Superman con el slogan “Parece que el usa energizers” Bueno la agencia de publicidad de las pilas escuchó que Superman se iba a morir. A ellos no les pareció tan excitante. Y cuando la gente de merchandising de DC fue a protestarle a Mike, el saco su copia del memorando interdepartamental que ellos habían firmado como recibido hace un par de meses, el memo sobre la inminente historia de La muerte de Superman

Supongo que a partir de eso empezaron a fijarse algo más.

GK: Cuando miras tu trabajo en Superman ¿has hecho lo que querías hacer con la serie? Y fue divertido ser el guionista que escribió el funeral de Superman , destruyó el Daily Planet, reveló la identidad de Clark a Lois, tomó parte en la boda, trabajó en El reinado de los Superhombres, etc… lo que Superman evolucionó mucho durante aquellos años.

RS: Si que lo hizo. Y fueron diez años emocionantes. Yo fui muy afortunado de formar parte de ellos. Era siempre una aventura trabajar en Superman. Recuerdo que crecí con Superman, empezando con la versión de la serie de televisión de George Reeves. Me sentía bien como si estuviera aportando algo en compensación. Cuando recibí una carta de un fan de siete años en mi primer número de Superman supe que estaba haciendo lo correcto Y cuando Curt Swan me llamo para decirme lo mucho que le gustaban los guiones que escribía para el (para Action Comics).. Wow, ya lo he visto todo, ya puedo morirme.

Por cierto, yo escribí toda la ceremonia de boda. Las ultimas veinte páginas de la historia de la boda. Todo desde la cena de ensayo hasta la ceremonia era mió, literalmente. La ceremonia esta basada en los votos que yo y mi esposa Carmela [Merlo] y yo escribimos para nuestra boda. Pensé que si eran suficientemente buenos para nosotros, también los serian para Clark y Lois.

GK: También escribiste la novela Muerte y Vida de Superman; ¿Como conseguiste ese encargo?.

RS: Fue una sugerencia de Mike. La muerte de Superman había atraído tanto la atención del público que “Bantam Books” se interesó en publicar una novelización. Mike sugirió que en vez de traer un novelista de fuera yo debería escribirla. Parecía tener sentido, supongo. La historia aún estaba desarrollándose y habríamos tardado mucho en traer un escritor de fuera. Y sin saber en lo que me estaba metiendo, acepté escribir el libro. Esperando solo a medias que el trato siguiera adelante.

Bueno, lo siguiente que supe, es que tenía un contrato y descubrí que tenia cuatro meses para adaptar la historia. ¡La que aún no habíamos terminado, por cierto!. Y de aquella lo único que había escrito en narrativa eran un par de historias cortas. Pero había dado mi palabra, así que me puse a ello con ahínco. Por suerte estaba adaptando algo que me era familiar, pero había muchas escenas que tenía que cambiar sutilmente y cambiar el ritmo para que funcionaran en un medio diferente. Algunas escenas no fueron incluidas. Y tuve que escribir otras nuevas para introducir personajes para el público que no leía comics.

Oh, y ocasionalmente tenia que tomarme una semana para escribir un número de Action comics para poder tener algo que adaptar después. Eso es lo único por lo que podía tomarme un descanso por que “Bantam” quería que el libro saliera a la venta al mismo tiempo que Superman #82

Hacia el final, dormía unas cinco o seis horas. Mayo y Junio de 1993 están envueltas en una bruma para mí. Pero de alguna manera conseguí terminarlo. Carmela me ayudo a mantenerme cuerdo. Ella llevaba un planning de todo lo que estaba pasando, de todos los personajes de la historia, me ayudó a investigar y leía todo para revisar errores al menos una vez antes de salir de casa.

Charlie Kochman fue mi editor en Muerte y Vida de Superman El empezó a trabajar en Dc en el departamento de Licencias. Charlie tenía experiencia en editar libros, me ayudo en el proceso con los mínimos problemas posibles. Recuerdo que en un momento. Charlie dijo: “Creo que te debemos una primavera”. No estoy seguro de cual fue mi respuesta. Fuese la que fuese seguro que no era una muy coherente.

Según la agenda de Carmela, terminamos el manuscrito de la historia sobre las tres de la mañana del 15 de julio. Después las empaquetamos y lo dejamos listo para que la recogieran en reparto especial nocturno. Estábamos demasiado nerviosos para dormir. Así que nos fuimos a un bar que servia comidas toda la noche y tomamos huevos revueltos. Estábamos nosotros solos, los dependientes, el cocinero y tres policías que pasaron a pedir un café y pastel.

Resulto que el mensajero se perdió y no recogió el paquete hasta las 6:30, Pero el original le llegó a Charlie ese día. Y el libro salio a la venta el 25 de Agosto, cuando se suponía que debía hacerlo. Fue un buen éxito. Me puso en la lista de bestsellers del New York Times.

GK: Una vez que empezaste a escribir libros, ¿Era eso algo que siempre habías querido hacer?.

RS: Al principio no, de hecho una vez termine. Estuve muchos meses sin hacer nada parecido. En ese momento necesitaba descansar. No fue hasta que escribí la de Smallville hasta que empecé a pensar en serio en escribir más novelas.

GK: ¿Cómo acabaste terminado la novela de Smallville?, ¿Fue una ventaja tu experiencia pasada en Superman?

RS: Supongo que el hecho de el haber escrito un libro con más paginas en condiciones precarias y que había sido bien recibido. Me hizo el candidato ideal. Smallville :visitantes Extraños era la primera de una serie de novelas originales, basadas en la serie de televisión de la Wb, Y Warner Brothers, quería promocionarlas con fuerza.

Pero realmente yo escribí la novela de Smalville porque Steve Korté me lo pidió. (Steve es otros de esos editores poco conocidos de DC del que probablemente no sepas nada a menos que leas los agradecimientos de mis libros). Yo era reacio al principio, por que aún recordaba el esfuerzo que me costo entregar a tiempo la anterior novela hace 9 nueve años. Pero Steve fue muy persistente, Y el trabajo en el comics escaseaba , así que al final dije que sí.

Y me alegré de haberlo hecho. Me metí en la serie y se convirtió en un trabajo divertido. Grabé cada episodio y los vi una y otra vez hasta que cogí los ritmos de las voces de los actores.

Ojala hubieran promocionado mejor el libro. Después de todo, era el primero de una serie. Si la “Warner books” se subiera hecho algunos esfuerzos publicitarios, podían haber tenido un best seller en sus manos, y una prometedora serie de ellos. Quiero decir que ¡¡ fíjate en esas novelas de Star Trek!!. Hay colecciones de libros basadas en los personajes de cada una de sus series; en algunas librerías prácticamente tienen su propio muro.

GK: ¿Qué te llevó a escribir Legionarios?

RS: Todo culpa de Tom Peyer. El estaba escribiendo las dos series de la Legión a la vez, y buscaba a alguien que cogiera una de ellas. Tom nos invito a Carmela y a mí a una gran comida en un lugar al norte de Syracuse llamado Zebb´s. Aunque puede que este en Mattydale, New York. De todas maneras, la comida es genial, te lo recomiendo si alguna vez pasas por allí.

Verás, hay dos cosas que debes saber sobre Peyer. La primera es que es mi joven protegido. Tom me ayudó una vez con una crisis en las fechas de entrega hace años, y yo de alguna manera le ayude a empezar en DC. La segunda es que puede ser muy persuasivo.

Así que allí estábamos en Zebb´s, disfrutando de nuestras hamburguesas, y Tom empezó a camelarme: Podía elegir cualquiera de las series – La Legión de Superhéroes o Legionarios -. Los Artistas eran geniales. KC Carlson el editor era también una excelente persona con la que trabajar. Que si las reuniones de coordinación eran divertidas. Tom McCraw – que no era solo colorista sino coargumentista de las dos series. Llevaba una lista de las ideas de todos, y cada mes mandaba un planning de argumentos de cada serie. McCraw además sabía todo lo que había que saber sobre la historia de la legión, y era genial trabajar con el. Si usabas sus ideas se alegraba y si no se lo tomaba con filosofía y no insistía. Era un equipo muy coordinado y además si me unía volveríamos a trabajar juntos. ¿Eh quieres más patatas fritas?.

En ese momento mi única serie regular era Superman: Man of Tomorrow, que se publicaba solo cuatro veces al año (como mucho). Estaba escribiendo uno o dos anuales y algún proyecto especial, pero mayormente estaba esperando a que los editores me respondieran sobre algunas propuestas que había escrito.

Me gustaba la Legión. Leí algunas de las primeras historias de niño e incluso ayude a Jim Shooter en el argumento de sus dos ultimas historias, allá en el 76, y siempre me había gustado trabajar con Tom. Y como las series de la Legión las habían relanzado tras la miniserie de Hora Cero, teníamos una relativa libertad creativa. Así que dije, bueno, ¿Por qué no?

Y ciertamente, todo lo que Peyer había dicho era verdad. Era un buen equipo. Y nos dio una excusa para parlotear constantemente por teléfono. La compañía de teléfonos debería habernos hecho descuento.

Pero ,¿sabes?, nunca he estado completamente satisfecho con mi trabajo en la Legión. Por una cosa, había demasiados personajes. Esa era mi mayor diferencia filosófica con el resto de los chicos. Quería limitar el número de legionarios en la historia . Creía que ya había demasiados super heroes en cada número; y que no había forma de desarrollarlos. Pero el resto parecía decidido a meter cada vez más héroes. Era inmanejable y se hacía más frustrante con cada número.

GK: ¿De qué manera te ayudó tu esposa Carmela a escribir Legionarios?

RS: Recuerdo que Carmela empezó ayudándome con el número de Mantis Morlo. [Legionarios #45]; el planning de Tom McCraw de esa historia era más denso de lo habitual. Ahora bien, Carmela es muy buena al organizadora, así que cuando se ofreció a leer el resumen de Tom, me alegré de que lo hiciera.

Carmela, ¿Por qué no explicas tu lo que ocurrió después?.

CARMELA MERLO: Hola, George. Así es como lo recuerdo...

Después de que dibujara un línea temporal de todas las tramas del número #45, era muy fácil ver que había muchos principios y continuaras pero pocas cosas que terminaran. De las ocho tramas, solo una, la elección de un nuevo líder de la legión iba a resolverse en ese número. Había dos cliffhangers: una en la historia que transcurría y en la trama de Mantis Morlo, donde ellos y sus sicarios emboscaban al equipo errante de la legión. Yo sugerí modificar muchas de las subtramas para que se interconectaran mejor, y convertir el cliffhanger del equipo en un victoria ya en el mismo número; pensé en una forma en que los legionarios podría derrotar a Mantis Morlo de forma rápida.

Todas buenas ideas, Roger y Tom Peyer estuvieron de acuerdo. Pero Roger tenía mucho trabajo ese mes, así que le pidió a Tom si estaba interesado en escribir el Argumento. Tom le agradeció la oferta, pero el también estaba sobrecargado ese mes. Para entonces, yo ya le había cogido cariño a la historia, así que voluntariamente amplié el resumen hasta hacer un boceto de un argumento. Asustaba un poco y era un reto, pero a la vez divertido. Roger aún tuvo que trabajar bastante en el para convertir mi borrador en un argumento terminado, pero me aseguró que le había sido de mucha ayuda.

S: Si que lo fue.

CS: y así es como empezó. Siempre había tantas tramas y tantos personajes, que se convirtió en parte de mi rutina. La mayoría de los meses, escribía una línea del tiempo del último resumen de tramas, discutía los cambios con Roger y los dos Tom y escribía un borrador de argumento. Comencé a “oír” hablar a los personajes, así que con el tiempo empecé a escribir algunas ideas de diálogo.

A Roger le molestaba que no tuviera un merecido reconocimiento como co-guionista, pero a mi eso nunca me molesto. Se me acreditó como Legionario adulto, una gentileza de Roger, que era más que suficiente para mi. Desde mi punto de vista, solo ayudaba en la parte divertida, era un sueño. Desde ese día cada vez que me reúno con aquella gente en las convenciones de comic, podemos seguir las conversaciones justo donde las dejamos.

RS: Ahí lo tienes, el asunto de no aparecer en lo créditos aun me fastidia. Me parecía que Carmela trabajaba en la historia lo suficiente para que su contribución fuese reconocida en DC con un sueldo y una aparición en los créditos. (y señale muchas veces que como principiante su sueldo debía ser menor que el mió, con lo que DC encima ahorraría dinero, supuse que eso bastaría para convencerles) pero entonces KC se largó y antes de que pudiera convencer a Mike McAvennie de que era una buena idea, hubo una gran purga en los dos títulos de la legión y todos salvo Tom McCraw fueron despedidos. C´est le guerre.

De aquella, empezaba a volver a tener encargos de Marvel, así que tenia otros trabajos… durante un tiempo.

GK: Tras Action Comics, trabajaste bastante menos en DC, ¿fue eso una decisión personal?

RS: No eso es una de esas malditas cosas. Yo estaba muy a gusto con escribir mas para DC. Quería hacerlo, lo intenté. Hubo varios proyectos que propuse o que me proponían escribir, pero por una razón o por otra nunca llegaron a realizarse.

Yo quería, quería de verdad escribir una serie de Creeper, por ejemplo. Me pase sobre seis meses investigando todo lo que se había hecho con el personaje, y desarrollando una nueva versión de Creeper que seria fresca sin ignorar todas las cosas buenas que se habían hecho con el personaje. Esa propuesta estuvo en la mesa de un editor un tiempo y entonces pasó a otro editor que me dijo, honestamente, que mi propuesta estaba bien, pero pensaba que Creeper necesitaba ser algo más extrema. Y entonces pensé: “Esta serie es sobre un tipo merodea en la oscuridad con una melena de león roja en los hombros y salta encima de la gente riendo como un maniaco, y ¿piensas que necesita ser más extrema?” Eso lo pensé, no lo dije. “Que Creeper necesita ser más extremo”. ¿Qué tal si le damos de comer con una lijadora? O, hey, espera ya se, metamos a Poochie en la serie.

Pero, justo cuando las cosas empezaban a ponerse difíciles en DC, los editores de Marvel empezaban a volver a llamarme.

GK: Últimamente has hecho algunos comics con ambiente retro como Vengadores # 1 ½ y Hulk- Superman. ¿Son proyectos hacia los que te sentiste atraído?.

RS: Tom Brevoort y Glenn Greenberg me pidieron escribirlo y solo tuvieron que hacerlo una vez. ¿Trabajar con Bruce Timm y Steve Rude?, ¿En versiones clásicas de algunos de mis personajes favoritos?, ¿Y que aun encima que me paguen?. Vamos, yo me apunto pero ya. Nunca me divertí tanto escribiendo comics. Yo no los llamaría retro a menos que se considere retro a los Buenos dibujos y una Buena narración. Quizás lo sea.

Fue una delicia trabajar en esas historias con viñetas cuadradas, y ¡márgenes rectos y blancos!. Dios mío, cuando empecé a trabajar en el mundo del comic, ¡el papel con el que imprimías los tebeos amarilleaba fácilmente!. “Amarilleado para su protección” solía decir. No podías escribir que en un historia alguien “conducía un coche blanco” sin que los lectores te escribieran cartas diciendo: “Ese coche no es blanco es beige”.

Siento salirme de la tangente, pero una cosa que me fastidia mucho de los comics hoy en día es que falta espacio en blanco. Quiero decir, al fin tenemos papel que realmente es BLANCO, pero los dibujantes y los coloristas parecen determinados a cubrir cada milímetro de espacio con color, a menudo de forma superflua, hasta el punto de que no puedes ver nada. Me hace que me duelan los ojos.

GK: ¿A quién se le ocurrió que hicieras pareja con Kurt Busiek para que escribieras Siempre Vengadores.

RS: Fue sugerencia de Kurt, que le ayudara con Siempre Vengadores. Estaba pasando una racha de mala salud y necesitaba que alguien le echara una mano.

GK: ¿Fue una experiencia única?

RS: No, también trabajamos juntos en Thunderbolts, las historias jamás contadas de Spiderman e Iron man. Tuvimos unas cuantas buenas facturas telefónicas mientras nos sugeríamos ideas.

GK: Cada vengador y sus versiones apareció en esa serie; ¿Fue un proyecto tan divertido para trabajar en el como parece?

RS: Oh, Si. Fue un año lleno de trabajo, pero me lo pase realmente bien- incluso aunque Kurt me obligó a leer La encrucijada Además pude convertir a Nixon en un Skrull. Yo me apunto a cualquier serie que me permita desprestigiar a Nixon.

GK: ¿Cómo fue trabajar con John Byrne y Al Milgrom tantos años después en Marvel: La generación perdida?, ¿Crees que conseguiste tener éxito en rellenar el hueco entre los comics de los 50 de Marvel y el inicio de la edad de plata?.

RS: La generación era en muchas maneras, solo un principio. Creamos tantos personajes nuevos, y había tantas cosas que podíamos haber hecho con ellos si nos hubieran dado la oportunidad. John y yo hablamos sobre las muchas ideas y posibilidades que se nos abrían para las series que siguieran.

Lamentablemente, La generación es una serie que quedo de alguna manera estropeada por los cambio en Marvel a nivel editorial y de gestión. Me dio la impresión de que los nuevos no querían tener nada que ver con proyectos hechos por la vieja guardia. Se que no estaba siendo promocionada. Estuve escribiendo resúmenes de las historias para las solicitaciones mensuales, y hacia la mitad de la serie me di cuenta de que cada vez menos de las copias de promoción que escribía se imprimían. No había nada que pudiera hacer sobre el tema. Que mal.

Una cosa que ojala hubiéramos hecho diferente con La generación es la numeración. Decidimos colocar los números en cuenta atrás – del 12 hasta el 1 – para que se viera que cada número te sumerge mas en el pasado. John y nos dimos cuenta en el último momento de que alguno lectores tenían la impresión de que esas eran las únicas historias que “habían ocurrido”. Mientras que en una lectura más atenta ves que obviamente pasan muchas mas cosas en el medio. Lo que deberíamos haber hecho era decir que el primer número fuera el, digamos #547… que el siguiente el #463… y así hasta el #1.

GK: ¿Cuéntanos algo de tu participación en el libro “The Science of Superman” (La ciencia en Superman)?. Parece un libro muy interesante.

RS: Ya lo creo que lo es. Sobre todo yo aporte material para la investigación y revise el primer borrador. Mark Wolverton escribió el texto, e hizo un gran trabajo, lo cual no me sorprende. Ya conocía su trabajo en American Heritage of Invención & technology (una revista que recomiendo encarecidamente, por cierto). Mark es un escritor muy bueno y tiene la habilidad de hacer la ciencia comprensible. El hizo todo el trabajo pesado, y probablemente no le pagaron lo suficiente por sus esfuerzos.

GK: Hablemos un poco de tu última novela. ¿De qué trata?

RS: Estoy tentado de decir “Es una novela de 75.000 palabras”, ya que es ese es el tamaño que pidió el editor. Pero no es verdad, el tamaño del manuscrito final es de mas de 87.000 palabras.

Mi última novela es parte de una nueva serie de novelas sobre la JLA que “DC pocket books esta editando. Alan Grant escribió la primera, una de Batman llamada The Stone King, y la segunda de la serie fue la de Carol Lay “Wonder Woman: Mitos. A esos libros los siguieron por The Flash: Stop Motion de Mark Schultz, JLA: Exterminators de Christopher Golden’s, y Green Lantern: Hero’s Quest de Denny O’Neil.

Y ahora, yo corono la serie con Superman: The Never-Ending Battle que saldrá a la venta a finales de Mayo de 2005. El protagonista es por supuesto Superman, pero casi todos los miembros de la liga tienen papeles importantes…Wonder Woman, Flash, Green Lantern, J’onn J’onnz, Batman. Incluso Atom tiene algunas escenas, al igual que Aquaman.

Superman: The Never-Ending Battle es una historia nueva que tiene algo para todos los miembros de la familia: misterio, emoción, acción, intriga, aventura. Y es una historia de amor. De alguna manera, pienso que es una secuela de Muerte y Vida de Superman incluso tengo a Charlie Kochman como mi editor nuevamente. Pero no busquéis a Juicio final en el.

GK: ¿Como piensas que ha cambiado la industria del comic comparándola con cuando empezaste?

RS: Oh, vaya. La industria parece incluso más precaria que hace veinte ocho años. Lo cual es un pensamiento aterrador. Cuando llegué para trabajar en Marvel a mediados de los setenta, gran número de los escritores, de los ya establecidos en el negocio, parecían más interesados en irse a Hollywood y escribir para La isla de la fantasía o algo así. El idea general es que el mundo del comic estaría muerto en un par de años. Parece que se equivocaron por un cuarto de siglo.

Lo que es frustrante es que hubo un periodo en los 80, entre cinco o diez buenos años, en que daba la impresión de que estábamos cambiando las cosas. Había muchas personas que hacían comics de primera categoría. – Frank escribía y dibujaba Daredevil, John estaba en los 4F, Walter Simoson empezó su Thor. Estábamos todos compitiendo entre nosotros, y todos intentábamos superarnos cada mes. Fue un tiempo de tanta creatividad y eso se reflejo en la ventas. Había un crecimiento lento pero continuado de la “distribución directa”, los quioscos aun eran una forma viable de ventas y las suscripciones subían también.

Recuerdo que en un punto las res series que más vendían de Marvel eran Amazing Spider-Man, La patrulla X, y GI Joe y cada una con una forma de venta distinta: “Amazing Spiderman” vendía mejor en los quioscos, La patrulla X en las tiendas de comics y los Joes en las suscripciones. Cuando juntabas todo, esos tres títulos probablemente se vendía con una diferencia de solo unos miles copias entre ellos. ¡Imagina eso! A principios de los 80 nuestras ventas totales de comics estaban subiendo de manera fuerte por primera vez desde los 60. Incluso los títulos menores de Marvel vendían sobre 100.000 copias por número. Mis números de Amazing y Los Vengadores venderían sobre 200.000 ejemplares cada mes.

Todo ese esfuerzo que pusimos y todos los beneficios que logramos, ahora tienen que volverse a hacer otra vez.

Me gustaría ser más optimista. Hay todavía unas cuantas personas en el negocio con un talento excepcional, que hacen una trabajo genial. Pero hay muchos mas que no pueden con el trabajo y las ventas están hechas un asco. Solo espero que alguien pueda cambiarlo. Hay tantas historias que yo querría escribir. Y hecho de menos guionizar comics.

Pero, eh, no puedo quejarme tanto. Al fin y al cabo conseguí trabajar con Curt Swan, Murphy Anderson, Steve Ditko, Sal Buscema, John Buscema, John Romita – Junior and Senior! – Gil Kane, Joe Sinnott, John Byrne, Michael Golden, Terry Austin, Jerry Ordway, George Perez, Ron Frenz, Tom Grummett, Paul Ryan, June Brigman, Steve Rude, Bruce Timm... ¡Tantos artistas maravillosos!. Espero que me perdonen los que no he nombrado si tuviera que hacerlo me llevaría un página entera.

A veces tengo que pellizcarme. Spiderman me pagó la entada de la casa, y Superman la hipoteca. Piénsalo, por veinticinco años estuve escribiendo comics. Y me pagaron por hacerlo. ¿Qué puede ser mejor que eso?.

Bueno por supuesto, escribir comics por otros veinticinco. Todavía estoy a tiempo…

He escrito un par de comics en los últimos años, pero probablemente no hayas visto ninguno de ellos. He escrito dos historias de El Hombre enmascarado para el comic Fantomen de la Eggmont, aunque puedo decirte que solo una ha sido publicada hasta ahora. Lamentablemente esa publicación no es accesible para la audiencia americana… y esta publicado en Sueco. Ha habido una edición Australiana, pero el editor uso un programa informático para traducir la versión Sueca de vuelta al inglés, con un resultado que no se parece en nada a mi guión original.

También he escrito tres historias cortas de Spiderman para la revista Marvel Rampage de Panini UK. Y estoy en medio de escribir el mismo numero de historias de Hule para ellos. Rampage es una revista muy interesantes, es una mezcla entre una publicación de videojuegos y revista de música pop para adolescentes – con pequeñas historias cortas de comics como premios. Y pese a que esta en inglés normalmente no esta disponible fuera del Reino Unido.

También he recibido recientemente algunas ofertas dentro de los Estados Unidos. A principios de año, Mike Carlin me dio el visto bueno para escribir un arco argumental de JLA Clasificado. Es una historia bastante complicada, pero me divertido haciendo el argumento. Serán solo cinco números, por supuesto, y no vera la luz hasta el 2007 como mínimo. También tengo algunas pequeñas ofertas de otros editores, pero hasta hoy nada seguro.

Vivo aun con la esperanza y me encantaría, conseguir una oferta para escribir una serie regular. Pero bueno, si no puede ser, aun tengo unas cuantas ideas para un par de nuevas novelas. Todo lo que necesito es un buen editor.

_______________________________________________________________________________

Bibliografía Seleccionada

Una selección de comics y recopilatorios de Roger Stern

  • Siempre Vengadores: Edición de Avengers Forever #1 al #12, Stern colaboró con Busiek en gran parte del argumento

_______________________________________________________________________________

Diseño web basado en el realizado por Doug Roberts y John Thomas. Todas las imágenes son copyright de Marvel Comics, DC Comics o sus respectivos dueños. Todas las fotografías son usadas con permiso de Roger Stern. Esta entrevista es una traducción realizada con el permiso de su autor George Khoury. Publicada originalmente en esta web